Atxera

…todo lo que te gusta leer.

Receta de croissants

Ingredientes

Scale

Para la détrempe

  • 60 mL leche entera
  • 60 mL agua templada
  • 125 g harina de trigo
  • 125 g harina de fuerza
  • 125 g de mantequilla
  • 7 g de levadura seca
  • 30 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal

Para el hojaldrado

  • 100 g de mantequilla sin sal

Para decorar

  • 1 huevo

Elaboración

Primero de todo hay que organizarse bien el día para poder hacer la masa de croissants de manera efectiva. Yo comienzo a hacer la détrempe el sábado por la mañana, para hacer los pliegues por la tarde. Así, la masa puede reposar toda la noche y el domingo por la mañana dejo que leve la masa de croissants y los horneo a media mañana.

  1. Mezcla todos los ingredientes secos en un bol.
  2. Corta en la mantequilla en dados pequeños, aproximadamente de 1 cm.
  3. Añade la mantequilla a los ingredientes secos e intégrala con las yemas de los dedos. Solo tienen que integrarse un poco, es importante que al finalizar se puedan ver algunos trozos de mantequilla.
  4. Este proceso también puede hacerse en un procesador de alimentos. Mezclando los ingredientes secos primero y pulsando una o dos veces cuando añadimos la mantequilla para que no se mezcle demasiado.
  5. En un bol mezcla la leche con el agua templada.
  6. Añade la masa de harina y mantequilla a los líquidos e intégrala con ayuda de una espátula.
  7. Una vez hayamos formado una masa de croissants compacta, formamos una bola y la llevamos a una superficie ligeramente enharinada.
  8. Formamos un rectángulo con ayuda de un rodillo.
  9. Envolvemos la masa de croissants en papel film y la llevamos a la nevera 45 minutos.
  10. Mientras tanto enfría el resto de mantequilla en el congelador. Tiene que estar muy fría.
  11. Saca la masa de la nevera y extiéndela formando un rectángulo tres veces más largo que ancho, aproximadamente 15 x 45 cm.
  12. Elimina cualquier exceso de harina de la masa con una brocha de cocina.
  13. Saca la mantequilla del congelador y con un rallador ralla la mantequilla sobre dos tercios de la masa, dejando libre el tercio superior de la masa.
  14. Pliega el tercio superior sobre el tercio de la mitad, y posteriormente pliega el tercio inferior sobre las otras dos capas, como si doblases una carta en tres. Con esto ya hemos hecho el primer pliegue.
  15. Envolvemos la masa en papel film y la enfriamos en la nevera durante 20 minutos.
  16. Sacamos la masa de la nevera y la giramos 90º, es decir, dejando las esquinas abiertas mirando hacia ti.
  17. Golpeamos la masa con el rodillo de cocina para ablandar la mantequilla y volvemos a estirar la masa formando un rectángulo de 15×45 cm.
  18. Pliega otra vez la masa en tres, comenzando por el tercio superior y posteriormente el inferior. Este es el segundo pliegue.
  19. Repite el proceso de nevera, estirar la masa y plegar una vez más.
  20. Envolvemos la masa de croissants caseros en papel film y dejamos reposar en la nevera toda la noche.

Es importante que repose toda la noche para que la masa esté muy fría y fermente de forma adecuada.

  1. Extiende la masa de hojaldre para croissants formando un rectángulo de 20×60 cm.
  2. Corta ocho triángulos de aproximadamente 12 cm de base.
  3. Estira un poco los triángulos para alargar la masa un poco.
  4. Enrolla los triángulos comenzando por la base y dale la forma del clásico croissant.
  5. Coloca los croissants sobre una bandeja de horno y cúbrelos con un trapo de cocina.
  6. Déjalos levar a temperatura ambiente por 2-3 horas, hasta que doblen su volumen.
  7. Precalienta el horno a 180 ºC.
  8. Bate un huevo y con ayuda de una brocha o pincel de cocina pintamos los croissants con el huevo.
  9. Hornea la masa de hojaldre para croissants durante 20-25 minutos, hasta que cojan un color dorado.
  10. Saca la bandeja del horno y deja que los croissants enfríen por completo.

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2021 Atxera

Tema de cuxi